viernes, 26 de febrero de 2010

ESCARAMUJO

"Yo vivo de preguntar
saber no puede ser lujo"

Silvio Rodriguez "Escaramujo"

Mi abuelo murio a los 99 años, lleno de arrugas y de hijos, y de tristeza, y de lluvia...
Estudiaba 5º de primaria en una escuela de Chumbivilcas, en el Cusco, cuando sus padres murieron. Tuvo entonces que hacerse cargo de las tierras de cultivo, el ganado y sobre todo de sus hermanos menores que ya estaban en estapa de empezar la escuela.
Como buen primogenito dejo la escuela, se dedico al trabajo de sol a sol, llegando a tener una fructifera hacienda y buena cantidad de cabezas de ganado con lo cual pudo enviar a sus hermanas menores al colegio en Cusco y luego a la Universidad, donde porsupuesto, progresaron. Tuvo 12 hijos, dos murieron de muy pequeños y de los diez restantes hay nietos y bisnietos incontables.
Una de aquellas noches en las que solia contarme alguna de sus historias tan cargadas de emocion y aventura cual si fuera una novela de Verne, me conto como habia aprendido todo lo que sabia pues su cultura era invaluable, tenia conocimientos de literatura, economia, politica, medicina, leyes, que habia adquirido simplemente leyendo todo lo que estaba a su alcance, su manera de expresarse solo era comparable a los caballeros de la alta sociedad y su vocabulario nos ponia en aprietos a los nietos cuando nos sentaba a explicarnos acerca de algun tema. Llego a ser el primer Alcalde electo democraticamente en sus tiempos, escribir un libro que jamas quiso que se publicara pero que no envidiaria en nada a Benedetti... Mi abuelo, Papa Alcides, era un autodidacta mejor y mas culto que muchos profesionales, a simple voluntad de querer aprender mas.

Hoy en dia, los colegios nacionales poco ofrecen a sus alumnnos pues el internet los tiene mejor informados, y es peor en los distritos mas alejados donde los profesores llegan desde la capital un Martes y retornan al final del Jueves, dejando estudiantes mediocres. Los colegios privados, lejos de ser una solucion, se convierten en un exclusivismo que terminan por esclavizar en el trabajo a los padres que hacen esfuerzos por brindarles algo mejor a sus hijos.

Existira alguna vez un sistema educativo inclusivo, de calidad competitiva, que sea capaz de formar hombres que construyan un nuevo Peru?... o tendremos que seguir, los que queremos salir adelante, como lo hacia mi abuelo... YO VIVO DE PREGUNTAR SABER NO PUEDE SER LUJO

No hay comentarios:

Publicar un comentario