viernes, 21 de agosto de 2009

FLORES NOCTURNAS


Flores que cruzan las puertas prohibidas,
flores que saben lo que no sabré,
flores que ensartan su sueño de vida
en guirnaldas sin fe.
flores de sábanas con ojos,
flores desechables,
campanillas del antojo.
Flores comiendo sobras del amor.

Silvio Rodriguez

La levanté camino a casa, regresaba de un bar como a las dos de la mañana y no me habia ligado nada esa noche, asi que dije ¿Por qué no?. Estaba vestida con una minifalda barata, una casaquita de jean verde oscuro y un top que le dejaba lucir el ombligo regordete con un piercing. Se me acercó a la ventanilla de mi Ford Tempo del 90, e inmediatamente la hice subir...
Mi depar quedaba en Breña, por la cuadra 11 de la Brasil, era chiquito, en el tercer piso de una casota, tenía que entrar siempre por la puerta de servicio que me llevaba a las escaleras caracol hacia mi piso, y casi siempre me encontraba la vieja de mierda de la dueña, mirandome desde su ventana, preocupada porque alguien le robe sus ridiculas orquideas medio marchitas. Era de madera, prefabricada, tenia un bañito completo, una salita comedor y un cuarto suficiente para mi, pero recontra desordenado, lleno de libros de Cuautemoc, y y cientos de cds de Aerosmith y Guns n' Roses, el minibar recien compradito ahora que me dieron trabajo fijo en la Farmacia lleno de jamon, queso y la infaltable Pilsen Trujillo...
La subi, conversamos un rato, me dijo que podia quedarse el resto de la noche conmigo por el mismo precio pues ya llovia y yo le caia bien, asi que desenfrené mis pasiones aguardientosas, quisiera decir un par de veces, pero el alcohol pudo mas que mi segundo intento.
Cuando desperté ella todavia estaba a mi lado, despierta y mirándome, no tenia la cara de puta de la noche anterior, y parecia hasta angelical sin maquillaje, conversamos un rato y la invité a acompañarme en mi desayuno dominguero de pan, huevos revueltos con jamon y cafe pasadito.
Nos bañamos juntos, me regaló un par de nuevos agarres sin costo alguno "para agradecerte el desayuno" me dijo, y la acompañe hasta que tomara su bus para San Juan de Miraflores, y cuando se subió, me sonrió de la ventanita del asiento en el que se habia sentado, y me dijo adios con la mano. En ese momento me agarró un ataque de pánico, de angustia, traté de seguir el bus haciendole señas para que me diera su telefono, pero no volteó, corrí un rato mas pero no la alcancé.
Por la tarde en la TV, viendo perder a Alianza otra vez, tomaba una cerveza pensando en ella, sabia que era Julissa, pero ¿acaso era su nombre de batalla? o era su verdadero nombre, tenia que buscarla otra vez, me sentí tan bien esa noche, esa media mañana de domingo, me hubiera quedado con ella todo el dia, talvez hubiéramos comprado algo en el metro para comer, talvez hubiéramos hecho el amor toda la noche... dicen que las putas no te besan en la boca, ella lo hizo, me senti tan bien, tan hombre, tan pareja, tan querido y engreido, tan amado, deseado, tan tierno y hogareño....con una puta.
Esa misma noche fui a buscarla, en el mismo lugar donde la encontré, di vueltas y vueltas, pregunté a algunas colegas suyas si sabian de ella, pregunté hasta a los "Serenos" si la conocian, la busqué dia tras dia por dos meses, y nunca la pude hallar... Aun de vez en cuando me levantaba a alguna otra a ver si sentía lo mismo, pero nada se comparaba a aquella pequeña damisela de la noche, vestida con mi camiseta del Alianza con el numero de Waldir, saliendo de la ducha, y sonriendome para que no la mire mientras se ponia su ropa interior, la busqué mes tras mes, por casi dos años, ya no diariamente, solo los fines de semana... Me sacaron del trabajo, y ahora hago taxi, con el pretexto de encontrarla...
Una mañana de domingo, mentras leia mi diario el Trome, tocó a mi puerta, escuchó que alguien la buscaba en un Ford viejito, y vino a ver si era yo, llego con sus cabellos ensortijados, con su "pelo de loca" como ella decia, su sonrisa contagiosa, sus jeans gastados y su cartera tejida, no llevaba maquillaje, y llevaba algunos libros de la Universidad, donde estudiaba Psicologia... La hice entrar para compartir el desayuno, y no volvio a salir de mi vida jamas... Ahora tengo 3 hijos una flota de taxis (solo seis) y ella es Psicologa en un colegio de niños....



No hay comentarios:

Publicar un comentario