viernes, 13 de febrero de 2009

HISTORIA DE JUAN


Amanece triste el cielo nublado
sobre el techo de plástico azul
paredes de esteras y piso de tierra,
el sol no ha salido para él
las estrellas no brillaron para Juan.

Se levanta en sus zapatillas rotas
viste lo mismo del mes y del año
al hombro la bolsita con caramelos
deja dos para el hermanito pequeño
y sale hambriento a trabajar el dia.

Su padre no llegó a dormir, otra vez,
no le extraña a Juan, con solo diez,
que ha visto que es mejor no tenerlo
que verlo golpear a mamá, embriagado,
y llevarse el dinerito de ayer.

Juan no siente, no llora, no sonríe,
solo espera que en el bus del Agustino
le compren sin desprecio, sin insultos,
comerse un bizcocho o talvez dos
y regresar a casa a hacer las tareas
del colegio, a la hora de la cena

3 comentarios:

  1. Juan, Luchin, chiquilín, quincho barrilete...
    mientras ellos vivan en miseria no celebraré 14.

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. me gusta el ser humano que eres Dr Renzo, tu humildad para darte cuenta del que sufre , del que carece... te admiro mucho

    abrazo con mucho cariño

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que cada vez que veo una historia como esa, me siento egoista y no poder hacer nada, asi que por lo menos escribo.
    Ya te contare mis historias recorriendo los barrios.
    Besos querida amiga

    ResponderEliminar