sábado, 20 de diciembre de 2008

DEJAME MORIR


"porque Jesus no vino para ser servido ... sino para servir"



Hoy he despertado sin saber por qué llorar
Sin saber por qué sufrir ni encontrar a quién amar
Hoy he despertado con las manos egoístas
Con el tiempo que me sobra y el alma tan vacía
Te ha buscado mi guitarra en sus canciones
Y no te pudo encontrar
Y he salido a buscarte donde nunca
Nunca te pensé encontrar

Hoy he recorrido la tristeza de los barrios
He visto muchos niños trabajar
Niños en los cuales ya no se si sobrevive
La esperanza de desayunar
Sueños que no llegan pesadillas que no acaban
Marcas de inhumanidad
Sangre y callos en las manos
Manos que eran para amar

Hoy he descubierto el dolor de una mujer
Bebiendo alcohol en soledad
He contado a sus seis hijos y una cama
Ninguno sabe sonreír
Madres maltratadas corazón endurecido
Y un hogar que ya no da calor
Tantos niños preguntando a sus madres
¿Cuándo vendrá mi papá?

Padre déjame llorar por los que lloran déjame aprender a amar
Déjame entregar mi cuerpo, déjame gastar mis fuerzas
Que otros puedan descansar
Que lo que haya en este mundo, lo que puedas tu cambiar
Pueda hacerlo yo también
Si todo lo diste por mi, déjame darme por ti
Déjame morir

He visto una muerte lenta en una anciana
Y hasta un niño que nunca llego a nacer
He visto mandiles blancos que cobraban
Por un frasco de esperanza y un papel
He visto a la muerte acercándose a un enfermo
Contándole diez días en abril
Y he visto llorar a un hombre humilde porque nunca
Nunca le hablaron de ti

He escarbado la basura de las rejas
Que apresaban una oportunidad
He visto incendiarse el corazón de un preso enfermo
Porque nadie lo quiso escuchar
He visto sangrar los agujeros en los muros
Por un sueño de libertad
Y he visto morir gritando porque nunca
Lo lograron alcanzar

Padre déjame llorar por los que lloran déjame aprender a amar
Déjame entregar mi cuerpo, déjame gastar mis fuerzas
Que otros puedan descansar
Que lo que haya en este mundo, lo que puedas tu cambiar
Pueda hacerlo yo también
Si todo lo diste por mi, déjame darme por ti
Déjame morir

Hoy he regresado con la miseria a mis espaldas
Y el dolor en mis zapatos no me deja descansar
Te he encontrado en la cárcel, en las calles
En el llanto amargo de la sociedad
Te he escuchado en mi guitarra
Llamándome a trabajar
A llevarles esperanza y con mis manos
Llevarles pan y libertad


1 comentario:

  1. pan, libertad, dignidad
    y esperanza para llegar a todas ellas
    un abrazo, hermano

    ResponderEliminar