domingo, 26 de octubre de 2008

RESACA GUARDADA

Se levanta el alma dormida
buscando entre el dolor sus ojos
azules, o grises, no importa
pues es donde esconde en silencio
las veces que ha resbalado el aliento
donde ha rendido su fuerza
al mas cruel de los desprecios.

Tu nombre ni siquiera recuerdo,
ni tus ojos ni tu pobre latido
tu aroma me despierta la nausea
que me acerca al odio asesino
que ha prometido en las noches de duelo
volver a vencer al destino

Tus manos han dejado en las mias
cicatrices profundas y eternas
tu voz ha llegado al desierto
del rincon olvidado del cuerpo
donde en las noches aullan espectros
y se ha hundido tambien tu presencia

Y desde entonces en los Lunes de antaño
que eran vomito de resaca guardada
ahora despierto con los ojos abiertos
esperando ver lo que en sueños
han parido mi alma y mi fuerza
America, Renzo y mi Reyna

No hay comentarios:

Publicar un comentario